Tagged with " plástica"

Mochilas de inodoros:

jul 5, 2011 by admin    70 Comments    Pertenece a la categoría: Plomería

Mochilas de inodoros:

El principal problema que suelen presentar las mochilas de inodoros, es la lentitud en cargar el agua e incluso hasta hay veces que está tan obstruida la válvula que permite esto, que directamente no cargan agua.

En primer lugar deberá cortar el paso de agua fría a la mochila.

Esto se realizará con la correspondiente llave de corte en el baño o la general de la vivienda si no estuviese la anterior.

Extraer la tapa de la mochila.

Para poder sacar la tapa, muchas veces hay que desvincular el botón que hace la descarga, soltando la cinta plástica que vincula este mecanismo con la sopapa que obstruye la salida.

Hay modelos, como el de la fotografía, en el que la tapa de la mochila está sujeta con una pequeña tuerca plástica, cromada, que la fija al mecanismo de carga-descarga. Esto es porque en la parte superior de la mochila se encuentra el botón de descarga.

Cuando el dispositivo no posee cinta, es de tirar o apretar, prácticamente no hay que desarmar nada mas.

Extraída la tapa, observará el conjunto de válvula alimentadora y brazo flotante.

Este brazo, se une a la válvula pivotando en un eje que hace de seguro y debería ser un tornillo o un pasador de bronce, e incluso, una chaveta de este material.

Saque este seguro y desvincule el brazo flotante, ya que de no hacerlo, no podrá girar la tapa del cuerpo de la válvula (en la foto anterior, es la tuerca color azul).

Desenrosque la tapa del cuerpo del flotante, en sentido antihorario, cuidando que el pequeño émbolo que posee en su centro no se pierda (en la foto anterior, es el elemento blanco dentro de la tuerca azul).

Observará una pieza de goma con forma de moneda.

Sáquela, esta es la válvula.

Compre este repuesto en el comercio de su confianza.

Arme el conjunto siguiendo la secuencia inversa a la detallada precedentemente.

Abra la llave de paso.

Suelen haber otros motivos por los que falla el ingreso de agua por la válvula y están relacionados con un incorrecto montaje del flexible que vincula la cañería del muro con la parte inferior de la mochila. Suelen obstruirse con sarro, óxido o distintos elementos.

Deberá desmontar este flexible y observarlo interiormente.

Simplemente limpiarlo o reemplazarlo y volver a armar.

Otro problema que presentan las mochilas son las pérdidas de agua.

Detectando la zona por donde pierden agua se determinará qué método aplicar para resolver el problema.

Si la pérdida está ubicada en el flexible, casi siempre se debe a que la gomita o plástico que tiene dentro de la tuerca giratoria que enrosca en la mochila, está deteriorada por haberle efectuado un excesivo ajuste, o porque su vida útil culminó. Con reemplazarla ya soluciona el problema.

Otra perdida común es por los vástagos de los tornillos que fijan la mochila al inodoro (en la foto anterior son los “tornillos de fijación”).

Para poder extraer estos tornillos y reemplazar las juntas de goma que poseen para evitar pérdidas de agua, deberá sacar la tapa, desagotar la mochila, cortar el paso de agua y podrá así observar la cabeza de ambos en el fondo de la mochila.

Por debajo, ajustando la mochila al inodoro, encontrará las tuercas que roscan sobre los tornillos de sujeción.

Extraiga los tornillos y reemplace las juntas de goma. Llevan dos cada tornillo. En caso de que los tornillos no se encuentren en óptimas condiciones, es conveniente aprovechar y reemplazarlos también.

Si la mochila es de “colgar” en vez de la de “apoyar” que se detallo arriba, se le suma una posibilidad de pérdida que es por la boca de descarga, pero no tiene la de los tornillos de acople.

Observe si la pérdida es constante o solo cuando se descarga el contenido de la mochila.

Si este es el caso, fíjese si la pérdida es por la tuerca (grande) que ajusta el caño curvo a la mochila. Muchas veces, ajustando levemente esta tuerca se soluciona el problema.

Otras veces, la junta de goma que hace de sello estanco, se ha deteriorado o ha sido mal colocada. Con desmontar el conjunto y cambiarla es suficiente.

 

Si la pérdida se ubica donde se acopla el caño de descarga en el inodoro, muy probablemente se deba a que el fuelle de goma que hace de unión, se haya roto o resecado. Con desmotar el conjunto y reemplazarlo, se soluciona el problema.

Electricidad

jul 5, 2011 by admin    4 Comments    Pertenece a la categoría: Electricidad

IMPORTANTE!!!
Antes que nada, es importante que Ud. sepa que deberá resguardar su integridad física.
La seguridad ante todo.
Entonces, previo al inicio de cualquier tarea en la instalación eléctrica, es menester verificar que el sector a tratar se encuentre sin el suministro de energía eléctrica. En caso de dudas,  corte el suministro GENERAL de su casa, desde el interruptor térmico principal y el Disyuntor diferencial.


Para ello deberá accionar las “palanquitas” de estos elementos, DEL TABLERO GENERAL colocándolas en la posición “0n”, “apagado”, “off”. Si tiene dudas, o no identifica cada uno de los dispositivos enunciados, proceda a colocar TODOS los elementos del TABLERO GENERAL en la posición de “apagado”. (“bajar todas las palanquitas”)

No hay corriente (Energía Eléctrica) en la casa:

Deberemos identificar si el problema se origina fuera de la casa o dentro de la casa.
Fuera de la casa:
Tienen energía eléctrica los vecinos?
Si la respuesta es positiva deberá verificar que el cableado que alimenta su casa se encuentra visiblemente en condiciones. De no ser así, llame inmediatamente a la compañía que suministra el servicio.
Si la respuesta es negativa, deberá llamar a la compañía que suministra el servicio de energía eléctrica.
Dentro de la casa:
Si el problema quedó identificado dentro de la casa (porque sus vecinos no tienen problema alguno) deberá analizar cada situación de las que sigue a continuación, hasta encontrar la solución.

Salta el Disyuntor Diferencial:

El Disyuntor Diferencial es un elemento de  protección que acciona únicamente cuando una Fase (cable con corriente) o el Neutro (cable sin corriente) son conectados a “tierra”.
Esto es:
*una persona toca uno de los cables
*uno de los cables está sin aislación en algún sector y se pone en contacto con la cañería o la caja metálica donde se ubican las llaves
* un electrodoméstico presenta una falla interna en su parte eléctrica.

Entonces, lo primero a realizar es la desconexión completa de los electrodomésticos (desenchufar todo).

Accionar la conexión del Disyuntor y la Llave Térmica principal. (Son los elementos de protección, en el TABLERO GENERAL, que suelen estar algo separados y resaltan por su tamaño. Ver fotografía: El Disyuntor es el que tiene una palanquita de accionamiento y un “botón” de prueba).
Si la falla desaparece (es decir, el Disyuntor permanece “conectado”), habrá que ir conectando uno por uno los electrodomésticos, hasta detectar cual es el que produce el problema.
Si la falla continúa (es decir, “desengancha” nuevamente), es porque se ubica en algún sector del cableado del edificio o en el Disyuntor propiamente dicho.
Entonces, habrá que desconectar todos los circuitos existentes (llaves térmicas secundarias) y reconectar el Disyuntor.
Si el mismo continúa sin poder conectarse, el problema está en su interior y habrá que reemplazarlo por uno nuevo.
Si se pudo reconectar, el problema está en alguno de los circuitos y habrá que ir conectando una a una las térmicas secundarias hasta detectar cuál es el circuito con la falla. (Al conectar ese circuito, actuará el Disyuntor nuevamente).
Detectado cual es el circuito que falla, el resto de la vivienda tiene energía eléctrica a excepción del conflictivo.
En este circuito (ejemplo: la zona de la recepción y el living), usted deberá desarmar cada una de las llaves, e ir probando  el restablecimiento del disyuntor cada vez que desarme una llave.
Así detectará en cual está la falla, prestando especial atención a que alguno de los cables esté tocando “masa” o “tierra” (Recuerde que el Disyuntor no actúa sino bajo esta circunstancia).
Detectado el cable a masa, solo deberá aislarlo con cinta plástica y efectuar el montaje de todo lo desarmado. Conecte nuevamente la llave térmica de ese circuito.
Esta falla suele producirse por la dilatación de los cables por calentamiento en su normal funcionamiento y al haber sido montada la llave en su caja metálica, ha quedado muy cerca de tocar algún contacto o puntera de cable conectado, al ojal donde se ingresa el tornillo de fijación.

Salta la Llave Térmica General:

Para comenzar a analizar la falla, es bueno saber que las Llaves Térmicas están diseñadas para interrumpir el circuito, (esto es, la circulación de corriente) bajo las siguientes circunstancias:
**ante un cortocircuito
**ante un aumento excesivo de la cantidad de corriente que circula por el dispositivo (exceso de consumo, por ejemplo).
**cuando han alcanzado su vida útil, y obviamente es el momento de reemplazarlas.

El cortocircuito no es más que el contacto entre una fase y el neutro o entre fases.
En esas instancias, la cantidad de corriente que circula por los conductores es matemáticamente “infinita”, ello implica que hay un elevadísimo riesgo de que se fundan los cables y se inicie un incendio.

Como puede apreciarse, hay una diferencia importante entre las fallas que protege un Disyuntor a las que protege una llave térmica (o Interruptor termo magnético).
Vamos a la detección y solución del problema.

Coloque todas las Térmicas en posición de “apagado”.

Proceda a colocar la Térmica principal en el modo “encendido”.

Si actúa nuevamente, es porque la falla está dentro de la misma y hay que reemplazarla por otra de idénticas características.

Si se mantiene en  el modo “encendido”, se procede a poner una a una, en este modo, a las Térmicas de cada uno de los circuitos.

Así lograremos determinar cuál de los circuitos contiene la falla y en éste, se desconectarán todos los artefactos eléctricos.

Se realiza igual procedimiento que en el párrafo anterior, para determinar si el problema es de la Térmica en cuestión o del circuito que alimenta. Es el momento de llamar al Profesional Calificado para la solución definitiva.
Se comienzan a conectar cada uno de los artefactos, hasta que “salte” la térmica nuevamente y encontró cuál elemento presenta el problema.

Salta la llave térmica de un circuito:

Se procede de igual forma que en el punto anterior, para detectar si el problema está en la Térmica, en el circuito o en algún artefacto conectado.
Si el problema no está en algún artefacto, llame al Profesional especializado, ya que el problema así lo requiere.

No enciende la luz:

Primero, y aunque parezca absurdo plantearlo, ¿tiene energía eléctrica en la casa?
Esta pregunta debe realizarse cada vez que no funcione algo eléctrico.
Revise si la lámpara involucrada está en buen estado o si se quemó. De ser así, solo debe reemplazarla por una nueva.

Si cree que la lámpara esta en buen estado, extráigala y colóquela en otro portalámparas, ya que hay veces que la misma no muestra señales de deterioro, pero internamente colapsó (sobre todo sucede en las de bajo consumo que poseen componentes no visibles desde el exterior de la misma).

Verificada la lámpara, el problema puede localizarse en la llave de encendido. Acciónela varias veces y si no vuelve a funcionar habrá que desarmar o chequear sus conexiones.
Para ello, diríjase al tablero principal, coloque TODOS los dispositivos del mismo en la posición “apagado”. Así se asegurará que la instalación completa carece del suministro de energía eléctrica.
Desarme la llave en cuestión y observe si detrás se encuentran los conductores conectados correctamente, dando un “leve tirón” a cada uno (son 2 en las llaves de un punto y 3 en las combinadas de pasillos y escaleras).
Si están firmemente conectados, pruebe efectuando un “puente” entre contactos, conectando un trozo de cable aislado. Ubique todo de modo tal que no toque ningún contacto en algún lado y proceda a colocar todos los elementos del tablero principal en posición de encendido. Si ahora enciende la lámpara, el problema está en la llave y reemplácela previo cortar el suministro de energía eléctrica desde el tablero principal, como se indicó antes.
Si el problema subsiste, puede ubicarse en el artefacto de iluminación (portalámparas, cableado interno) o en los circuitos propiamente dichos. Momento de llamar al Profesional Especializado

No funciona un enchufe:

Como en el punto anterior, verifique la existencia de energía eléctrica en la casa.
Pruebe con otro artefacto eléctrico, conectándolo al tomacorriente. Si no funciona (implica que el problema puede estar en el tomacorriente propiamente dicho), proceda a colocar todos los elementos de protección del tablero principal en la posición “desconectado”.
Desarme el “enchufe” y verifique que los 3 contactos estén conectados a sus respectivos conductores. De ser así, reemplace el tomacorriente por uno nuevo respetando la ubicación de cada cable, cambiándolos de a uno por vez.
Efectúe el montaje, coloque los elementos del tablero principal en la posición de “encendido”.
Si no funciona, llame al Profesional Especializado porque el problema está en el cableado.

Se siente un “chisporroteo” en un toma corrientes (enchufe):

Esto se debe a un excesivo consumo por parte del electrodoméstico conectado en él, o porque este tomacorriente está deteriorado y los contactos internos no efectúan un correcto ajuste a las clavijas de la ficha macho del artefacto conectado. Conviene reemplazarlo, previo colocar todas las Llaves en posición “desconectado” en el tablero principal.
Para ello, tome nota de la marca y modelo del mismo, acuda al comercio de su confianza y pida el mismo. Desconecte de a uno los conductores del tomacorriente deteriorado y vaya conectándolos al nuevo, hasta terminar.
Efectúe el montaje del mismo en su caja para luego proceder a restablecer las condiciones de funcionamiento de toda la instalación eléctrica desde el Tablero Principal.

Como saber si la Llave Térmica instalada es la correcta:

Muchas veces nos encontramos ante esta duda, ya sea por desconfianza a quien realizó la instalación de la misma o porque esta Llave Térmica actúa en forma seguida, cuando arranca algún electrodoméstico o conectamos un nuevo artefacto.
El modo de determinarlo es el siguiente:
Deberá Ud. Observar en cada artefacto conectado al circuito en cuestión (puede ser el circuito de un sector de la casa o el general), la placa o calco donde figuran ciertos detalles técnicos. Tomando papel y lápiz, deberá anotar lo siguiente:
En la placa podrá observar, por ejemplo si se tratase de una plancha, algo como “700 W” o “700 Watt”. Anótelo!.
Así, con cada electrodoméstico conectado al circuito.
Ahora, deberá realizar la suma de todo lo que anotó.
Ejemplo:
Plancha:                 700 W
Estufa de cuarzo: 1200 W
10 lámparas:          230 W                                 (23 W c/u x 10 unidades)
Heladera:               900 W
TOTAL:………….: 3030 W

Esto es el total de la potencia que se consume en esa línea. Como las Llaves térmicas no vienen indicadas por la “potencia”, sino por la “corriente” que puede circular por ellas, deberemos hacer un pequeño cálculo.
La Tensión de Línea en muchos países es de 220Volt, mientras que en otros es de 110Volt. De acuerdo al país donde se trate, utilizará este valor de la siguiente forma:

3030W / 220Volt = 13,77 A  (Amperes)
UD deberá verificar que la Llave Térmica en análisis tenga impreso (suele estar en su parte frontal, muy visible) un valor levemente superior al calculado. En este ejemplo debería figurar “15 A”. Si dijera 10 A usted tiene la explicación del porqué desengancha, salta, actúa su llave térmica.

Como instalar un Artefacto de Iluminación:

Como siempre, y por su propia seguridad, antes de proceder al trabajo de cualquier sector de su instalación eléctrica, deberá cortar el suministro de la misma desde el Tablero Principal, bajando las Llaves Térmicas y Disyuntor colocando cada una de las palanquitas en posición de apagado, off, o 0
Muchas veces una sencilla tarea nos parece algo difícil de realizar por el solo hecho de ignorar la secuencia de operaciones necesarias para conseguir el objetivo.
Lo primero que debemos hacer es observar acabadamente el tipo de artefacto de iluminación de que se trata. En el mercado hay una amplia variedad de los mismos y cada uno tiene una particularidad distinta en su diseño para la fijación o anclaje del mismo.

Es un artefacto de “amurar”, como los llamados plafones?

Es un artefacto de “colgar”, como una lámpara de las llamadas “arañas”?

Es un artefacto de “embutir” en un cielorraso suspendido, como un spot de dicroicas?


En cada uno de estos grupos podemos encontrar varios tipos de anclajes o fijaciones. Veamos algunos.
Amurar:
Normalmente suelen traer una especie de platina o chapa estampada en la que se puede apreciar la presencia de 3 orificios. Uno central, como de 10 mm de diámetro (donde pasarán los cables) y otros dos más chicos ubicados diametralmente opuestos al anterior.
Estos últimos son los que se han de destinar a fijar mediante tornillos a las “orejitas” que posee la caja octogonal del muro donde se colocará el plafón.
Pase el par de cables a conectar por el orificio central, conéctelos a los que posee el plafón aislando los empalmes con cinta plástica y luego proceda a la fijación de la platina para después efectuar el montaje del resto del artefacto.
Colgar:
Este tipo de artefactos de iluminación suelen traer un elemento que vincula el anclaje con el artefacto propiamente dicho. Antiguamente poseían una cadena por donde solía enhebrarse el cable de alimentación. Otros modelos tenían un caño por cuyo interior pasaba el cable, y en el extremo superior un eslabón.
Vemos que en ambos casos disponemos de un eslabón superior. Éste es el que habrá de fijarse a la caja octogonal del techo, atándolo con un trozo de alambre firme o utilizando un tornillo expansor que conseguirá en cualquier ferretería y que se venden exclusivamente para estos efectos.
Conecte los cables aislando los empalmes con cinta plástica y culmine con el montaje colocando la “campanita” embellecedora  (o florón) que tapa la caja del techo.
Otros modelos más actuales suelen colgarse directamente del cable de conexión y tienen, en el mismo, la campanita embellecedora (o florón). En el extremo del cable suelen traer un sujetador que toma el cable por un lado y por el otro poseen un ojal que ha de usarse para colgar todo el conjunto. Con un trozo de alambre, cuelgue el sujetador a la caja octogonal del techo, realice las conexiones de los cables aislando con cinta plástica cada una y deslice el embellecedor hacia el techo.
Embutir:
Estos artefactos de iluminación vienen de distinto tamaño, pero casi todos son para embutir en orificios circulares del cielorraso suspendido.
Todos, sin excepción, tienen elementos que lo mantienen en su sitio permitiendo un fácil montaje y desmontaje y suelen ser un par de resortes a manera de “orejas”. UD se dará cuenta fácilmente como funcionan y como montarlas.
Realice la conexión de los cables, aislando con cinta plástica los empalmes y proceda a embutir el conjunto en el orificio del cielorraso.